Decorséneca debate se estrena en competiciones de debate

Caminante no hay camino…


Como diría un tal Machado, se hace camino al andar y, como creemos que esa es la única manera de “coger tablas” en esto de la dialéctica, decidimos escribir nuestra propia aventura, y así fue. 
En una fría mañana de sábado en el loco mes de febrero, cuatro gladiadoras y un humilde servidor decidimos “ir a la guerra” y asistir al IV Torneo Interescolar organizado por la asociación de debate CDU. Corrían las nueve de la mañana y, esperando a que diese comienzo la función, se encontraban perfectamente uniformadas Andrea Moreno Palacios, Andrea Moreno González, Laura Ortega Pérez y Carla Ponferrada Corrizo. Hay que reconocer que la primera impresión no fue buena: “¿No son muy grandes?” “Esos niños son tres años más grandes, por lo menos…” a lo que yo mismo contesté: “La edad no importa, importan las ganas, y en eso no nos ganará nadie”. Tras un emotivo acto de inauguración, empezaba el Rock&Roll y nos tocaba salir a escena.
Colegio La Salle, Sala 1, 11:15 de la mañana, se medían el Colegio Concertado Séneca y el Puerta Axarquía de Málaga. Era la hora de demostrar que los últimos meses en debate y todo el trabajo previo al torneo habían sido de provecho. Se sortearon las posturas y nos tocó defender en contra. El equipo contrario cursaba bachillerato, gozaba de la postura más favorable y, para colmo, el primer orador (alumno del colegio Puerta Axarquía) lo había hecho muy bien. La situación habría amedrentado a cualquiera… bueno casi a cualquiera. Andrea Moreno Palacios enfiló la zona del orador con un atril que brillaba por su ausencia y, tras un comienzo algo titubeante por aquello de los nervios, realizó una actuación in crescendo que acabó con un final emocionante y cautivador. Así fue la tónica de todo el equipo, Andrea Moreno González continuó con una primera refutación en la que demostró que una chica de cuarto de la ESO es capaz de explicar un proceso tan complicado como el de los ciclos de la economía. El equipo contrario lo estaba haciendo francamente bien pero, Laura Ortega Pérez, ofreció a todos los presentes en la sala una clase magistral de debate: sarcasmo, explicaciones, refutaciones y todo un sinfín de recursos en los que se demostró que el mismísimo Séneca estaría orgulloso de nosotros. Finalmente, Carla Ponferrada Corrizo dispuso del temple, la pausa y el sosiego necesarios para poner el broche final a la primera página del Colegio Séneca en el IV Torneo Interescolar de CDU.
Llegó la hora de almorzar y descansar, un suculento picnic nos esperaba mientras hacíamos tiempo para el segundo debate. Se fue el primer debate, y con él los nervios. En este caso, el IES Soledad competía con cuatro chicas que también lo dieron todo en el “ring”. Se sortearon las posturas y nos volvió a tocar defender en contra. Como formador y monitor de las chicas, solo se me ocurre decir que “estuvieron sembradas” y “se comieron” el cuadrilátero del orador, siempre de la manera honesta y humilde que se les intenta inculcar desde el primer día, porque hemos de tener en cuenta que, ante todo, son unas grandes personas.
El último debate nos enfrentaba al SEK Málaga, un equipo rocoso y curtido. Esta vez el azar quiso que jugásemos a favor. Comenzó Andrea en una introducción basada en los diferentes cánones de belleza a lo largo de la historia. Después, Andrea (tocaya de la primera) realizó una brillante primera refutación. Aunque esta última contienda estuvo marcada por la lingüística y las acepciones de la palabra crisis. Hemos de decir que el equipo contrario puso la picardía encima de la mesa, cosa que no esperábamos. Respondimos con la misma serenidad e inocencia que nos fue caracterizando a lo largo de todo el torneo.

Llegó el final de la jornada y era la hora de conocer los resultados. Desgraciadamente, nos quedamos en puertas de pasar a la fase final del torneo, ya que ocupamos el primer puesto de los no clasificados. Esto dio lugar a una situación que, por lo general, habría supuesto un fracaso en lo personal. Sin embargo, en este torneo estoy plenamente satisfecho, pues fuimos sabiendo que éramos los más pequeños, pero demostramos que fuimos un durísimo hueso de roer para equipos mayores y con más experiencia. Como formador, me quedo con las victorias pero, como persona, me quedo con dos cosas: en primer lugar, la gozada de ver haciendo un enorme papel a cuatro chicas que, hace tan solo unos meses, no conocían nada de este mundo y, en segundo lugar, la satisfacción de conocer a cuatro alumnas que tienen intereses más allá de asistir a clase, lo que les proporciona la cualidad de mirar más allá, donde otros solo ven.

JOSÉ MESA monitor de debate de C.D. Decorséneca